Harden y Westbrook doman a Antetokounmpo con un nuevo frenesí triplista 61 lanzamientos. Los Houston Rockets siguen empeñados en tirar por tierra el paradigma de que el baloncesto es un deporte de gente alta y en el que los centímetros son dominantes y necesarios para ganar. Los tejanos, bajo la batuta de D’Antoni y su apuesta por los bajitos, siguen ‘desobedeciendo’ esa máxima y demostraron ante todo un MVP como Antetokounmpo y sus Bucks que el físico no lo es todo, imponiéndose por 120-116.

Liderados por Harden y Westbrook, los Rockets empataron el récord de triples intentados en un partido de la NBA con… ¡61 lanzamientos desde más allá del arco!. Una cifra que deja claro cuál es su apuesta ofensiva y que si tienen el día son una auténtica bomba de relojería. El equipo de Houston anotó 21 de esos 61 lanzamientos, lo que les permitió dar la vuelta al choque en los últimos minutos.

Westbrook fue el mejor en el equipo de D’Antoni con 31 puntos (lleva 36 partidos seguidos anotando al menos 20 tantos, la mejor racha de su carrera), ocho asistencias y seis rebotes. ‘La Barba’, por su parte, aportó 31+7+7 en un equipo que ahogó a su rival en defensa, provocando hasta 22 pérdidas de balón.

Los Bucks, que tenían la oportunidad de asegurar el primer puesto del Este de cara a los ‘playoffs’, no pudieron cerrar la victoria en los minutos finales a pesar de la enésima exhibición de Antetokounmpo. El griego volvió a ponerse el traje de MVP y acabó con un doble-doble de 36 puntos, 18 rebotes y ocho asistencias. Números que permiten al alero heleno igualar al mítico Kareem Abdul-Jabbar como los únicos jugadores en la historia de los Bucks con 15 partidos seguidos con al menos 30 puntos, 15 rebotes y cinco asistencias en una temporada.

Los Bucks estuvieron al frente del marcador al llegar al cuarto periodo, coronando un parcial de 7-0 a falta de tres minutos que colocaba el marcador con 112-104 a favor de los de Wisconsin. Houston anotó los siguientes nueve puntos, racha iniciada con un triple del ala-pívot P.J. Tuckeer y un tapón que le puso Harden a Antetokounmpo lo que dio a los Rockets la ventaja parcial de 113-112 y un minuto para que acabase el partido.

López cortó la racha de Houston con una canasta en la pintura que dio de nuevo la ventaja a los Bucks (114-113), pero Westbrook hizo dos tiros libres antes de que un tiro de Antetokounmpo dejara a Milwaukee arriba 116-115 con 16,5 segundos restantes. De nuevo, Westbrook hizo dos tiros libres más, mientras que Danuel House cerró el triunfo tejano desde la línea de personal tras robar un pase de Antetokounmpo.