La estrella de los Philadelphia 76ers, Joel Embiid, tiene un hematoma en un hueso en la rodilla izquierda y será evaluado nuevamente en dos semanas, anunció el equipo el sábado.

Una resonancia magnética (MRI) durante la noche del viernes no reveló ningún daño estructural en la rodilla que Embiid se lastimó en una victoria sobre los Washington Wizards. Embiid se sometió a la resonancia magnética inmediatamente después de regresar a Filadelfia el viernes por la noche, añadieron las fuentes.

El ligamento cruzado anterior y el menisco de Embiid están bien, y hay un alivio significativo dentro de los Sixers de que la lesión no es algo mucho peor. Embiid dejó el juego del viernes por la noche cuando se dobló su rodilla izquierda luego de caer con todo su peso sobre su pierna luego de una volcada en el tercer cuarto.

El pívot estaba en medio de la última actuación dominante de su temporada de calibre ‘MVP’, anotando 23 puntos en 8 de 11 tiros para acompañar 7 rebotes, 3 asistencias y 2 bloqueos en 20 minutos, cuando atrapó un pase de Tobias Harris.

Pero cuando Embiid cayó después de la clavada, todo el peso de su cuerpo aterrizó en esa pierna izquierda, lo que hizo que se lastimara y se retorciera de dolor.

Después de permanecer en el suelo durante unos minutos, Embiid finalmente se puso de pie y se alejó por sus propios medios, aunque con una cojera bastante pronunciada, mientras regresaba directamente al vestuario de visitantes dentro del Capital One Arena de Washington.

Embiid tuvo una situación igualmente aterradora el mes pasado cuando se lastimó su rodilla derecha en una caída contra los Portland Trail Blazers luego de bloquear una disparo de Enes Kanter.