Este jueves el jugador de los Nets de Brooklyn LaMarcus Aldridge anunció su retiro de la NBA, debido a problemas en el corazón. El veterano de 35 años de edad publicó un sentido mensaje en redes sociales, donde confirmó los padecimientos que lo orillaron a poner fin a su carrera.

El jugador alegó que durante el partido contra Los Angeles Lakers experimentó “latidos irregulares” que lo pusieron en alerta y lo llevó a un hospital durante la noche. Asimismo, señaló que tras la mala experiencia prefirió no seguir arriesgando su salud y colgó las zapatillas.

“Mi último partido, lo jugué mientras trataba con un latido irregular del corazón. Más tarde ese ritmo empeoró aún más, lo que me preocupó aún más. A la mañana siguiente, le dije al equipo lo que estaba pasando y fueron estupendos llevándome al hospital y llevándome al control. Aunque ahora estoy mejor, lo que sentí con mi corazón esa noche fue una de las cosas más crueles que he experimentado”; escribió.