Una de las escenas más aterradoras en la Major League Baseball (MLB) sucedió cuando Bryce Harper, el jardinero estrella de los Philadelphia Phillies, tuvo que dejar el partido de los Philadelphia Phillies luego de que Genesis Cabrera, relevista de los St Louis Cardinals, le dio un pelotazo de 97 millas por hora en la cara durante la sexta entrada.

La gota que derramó el vaso en la caseta de los Phillies fue inmediatamente al siguiente lanzamiento cuando Cabrera le dio un pelotazo al campocorto Didi Gregorius. El manager Joe Girardi salió inmediatamente a reclamar después de que ambas bancas recibieron una advertencia y terminó siendo expulsado.

A pesar del pelotazo, Harper pudo salir del terreno de juego por su propio pie para ser revisado por el cuerpo médico de los Phillies. Hasta la parte baja de la séptima entrada, el club no ha emitido ninguna actualización sobre el estado de su jugador. A pesar de los pelotazos que dio, Génesis Cabrera tuvo que enfrentar a un tercer bateador para poder salir del juego.

A pesar de los pelotazos que dio, Génesis Cabrera tuvo que enfrentar a un tercer bateador para poder salir del juego.

 


[wpdevart_youtube caption=”” align=”left”]uZanuf0msNM[/wpdevart_youtube]