Nick Castellanos celebró eufóricamente el sábado una anotación frente al lanzador Jake Woodford, lo que provocó que se vaciaran las bancas en el triunfo 9-6 de los Cincinnati Reds sobre St. Louis Cardinals.

El confrontamiento se extendió hasta los jardines cuando varios relevistas se empujaron de regreso al bullpen. Castellanos fue el único jugador expulsado en la escaramuza. Castellanos, quien conectó cuadrangular en el Día Inaugural y saltó fuera de la caja antes de lanzar su bate, fue golpeado por Woodford con dos outs en la cuarta entrada. Castellanos recuperó la pelota y se ofreció a devolvérsela a Woodford antes de tirarla fuera del terreno.

Un lanzamiento descontrolado envió luego a Castellanos a home, donde anotó con un deslizamiento de cabeza para una ventaja de 7-2, chocando con Woodford, quien recibió el tiro del receptor Yadier Molina en el plato. Cuando Castellanos comenzó a alejarse, Molina se acercó rápidamente y lo golpeó por detrás. Las bancas se vaciaron en una escena salvaje.

Hubo más empujones antes de que pareciera que se restablecía el orden. Pero mientras los lanzadores de relevo de ambos equipos regresaban a sus bullpens, se enredaron en los jardines. Los Reds ganaron 9-6.

En 2010, los Cardinals y los Reds se metieron en una pelea importante en Cincinnati. Molina y Brandon Phillips empezaron a discutir en el plato y, finalmente, el lanzador de los Reds, Johnny Cueto, quedó atrapado contra la verja y trató de salir a patadas.


[wpdevart_youtube caption=”” align=”left”]OFNWADKaSJg[/wpdevart_youtube]