WWE podría estar planteándose seriamente comenzar a colaborar con otras empresas. Así se ha dado a conocer hoy en la nueva edición del boletín informativo semanal Wrestling Observer Newsletter. Según se expresa en la publicación, WWE no se siente a gusta con la reputación que se ha ganado de no colaborar con nadie en el mundo del wrestling, por lo que la empresa estaría barajando tomar medidas al respecto.

En el Wrestling Observer Newsletter se detalla que WWE ha comenzado a tener conversaciones con Major League Wrestling acerca de un posible acuerdo de colaboración. La intención de la empresa de los McMahon al respecto sería la de conseguir un acuerdo similar con el que tuvieron con EVOLVE en años recientes, o llegar incluso al nivel del acuerdo con ECW en la década de los noventa.

El principal objetivo de este acuerdo apunta a ser el de dar una plataforma y cierto grado de exposición a las superestrellas que no están participando en NXT, buscando aliviar la frustración presente entre muchos luchadores que no están siendo usados después de firmar con la empresa. Esta frustración se ha visto agravada por la ausencia de eventos en vivo de NXT, aunque según el Observer, esto podría cambiar pronto.

All Elite Wrestling comenzó recientemente a forjar alianzas con New Japan Pro Wrestling, IMPACT Wrestling y Lucha Libre AAA, por lo que en comparación, WWE no quiere proyectar la imagen de ser una empresa anticuada e incapaz de cooperar con otras. Si bien WWE ya intentó proyectos similares en Reino Unido y Alemania que no tuvieron demasiado éxito, el Observer explica que, bajo el mando de Nick Khan, esta es “una nueva WWE”.